martes, 24 de abril de 2012

Asamblea Universitaria por la Universidad Pública


No hay dinero. Llevamos años oyendo que no hay dinero para lo público, que hay que apretarse el cinturón. Se ha congelado toda inversión nueva en enseñanza y se sabía que antes o después se iban a reducir servicios. Desde el 30 de marzo ya podemos saber cuanto se van a reducir.

Han salido los Presupuestos Generales del Estado. La diferencia entre estos PGE y los anteriores no es simplemente el color político del partido en el gobierno, sino que son los primeros que deben adaptarse a aquella fugaz modificación de la constitución que en septiembre de 2011 ordenó la oligarquía y el partido único -PPSOE- llevó a cabo. En esas dos semanas rebosantes de democracia y paz social se aprobó que de ahí en adelante era más importante cumplir con los prestamistas del estado que cubrir las necesidades de la población.

En estos PGE se contempla un recorte de unos 600 millones de euros en educación, un 20% de lo que se gastó en el sector en 2011. En otro campo muy relacionado, las políticas de I+D+i, el recorte es del 25%. Por contra nos encontramos con que la “Seguridad Ciudadana” aumenta su partida en 65 millones, ayudando a que la partida dedicada a Interior tenga una reducción del 4% respecto a 2011. El gobierno lo tiene claro: “más maderos, menos lapiceros”. A parte de los PGE tenemos su intención de ahorrar 10000 millones a mayores sacados de nuestra sanidad y educación y toda la lista de amenazas lanzadas sobre aumentar el ratio de alumnos por profesor, eliminar carreras y revisar(de nuevo) todo el sistema universitario.

Nuestra lectura es clara: estos recortes son un ataque gratuito y premeditado a la educación pública, no una medida necesaria y justificada por unos tiempos de crisis. Esto no es ninguna novedad, pero ahora la situación es crítica. Unas llevamos años viendo como se permite la degradación de los colegios e institutos mientras soportan absurdas y partidistas reformas educativas -LOGSE, LOCE, LOE-. Otros hemos comprobado que el plan Bolonia no era la reforma que necesitaban las universidades públicas. Ahora estamos toda la comunidad educativa, desde estudiantes de ESO a catedráticas de universidad, ante unos recortes que van a condenar la formación de generaciones.

Ante esta situación la gente que componemos esta Asamblea de Estudiantes de la Uva decidimos hace unos meses dar un paso al frente y organizarnos. Organizad@s hemos hecho posibles movilizaciones como las del 17 de noviembre, el 29 de febrero o la masiva participación estudiantil del 29M. Nos reunimos los miércoles a las 14 00h en FyL y además de invitaros a venir os proponemos que toméis la iniciativa y forméis nuevas asambleas. Así tanto quienes trabajan como quienes estudian en esta educación en peligro de extinción podemos plantar cara de forma efectiva a cada recorte que esté por venir.


Este 25 de abril nos vemos en la calle
Ningún recorte sin respuesta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada